La calidad organoléptica del vino es proporcional al buen funcionamiento de la fermentación, y ésta a una correcta nutrición de las levaduras.

Calcula el nitrógeno fácilmente asimilable (NFA) que requiere tu fermentación, y las dosis de producto a emplear según el tipo de activador que escojas.

Consejos prácticos:

  • Nunca inicies una fermentación por debajo de 150 mg/L de NFA.
  • Si la carencia inicial es fuerte (>20 mg/L), es importante proporcionar ion amonio al principio.
  • El nitrógeno orgánico proporciona una fermentación más regular y mejores resultados organolépticos.
  • Si la carencia es débil podemos trabajar 100% con nitrógeno orgánico.
  • Corrige hasta 150 mg/L apenas iniciada la FA, a -5 puntos de densidad; y el resto hasta la dosis de NFA requerida en el momento de velocidad máxima de FA, aproximadamente a -30 puntos de densidad.
  • Nunca aportes amonio a más de 50 puntos de bajada.
Volumen mosto
Hl
Grado probable
%Vol
NFA mosto
mg/l

Resultados
Azúcar del mosto g/l
NFA necesario mg/l
Corrección mg/l

Corrección Di-5 mg NFA/l
Corrección Di-30 mg NFA/l

Di-5 Di-30
Activador g/hl Kg/cuba g/hl Kg/cuba
DAP
Helper 100% Origin


* Siempre añadir Tiamina al inicio de fermentación a dosis de 0.3-0.6 mg/L