METAMORFOSIS Y… ALGO MÁS

BLOG

2020 pasará a la historia reciente como el año inimaginable.

Y todavía no sabemos si quedará tan sólo como un incómodo y triste paréntesis en nuestra forma de vivir y relacionarnos o, por el contrario, marcará el principio del cambio.

Y apenas sería un cambio más en nuestra larga andadura, pues no es la primera vez que el ser humano se enfrenta a este tipo de acontecimientos. Lidiar con las glaciaciones tuvo que ser muy estresante, como poco. Además de epidemias varias, guerras o desastres naturales.

Todas estas metamorfosis fueron sufridas, afrontadas y superadas por nuestros antecesores, que supieron adaptarse con éxito al nuevo guion. La clave de su triunfo frente a la adversidad es obvia, el conocimiento. No sólo el que adquirieron a través de su propia pericia, sino también el heredado de sus precedentes en forma de conocimiento innato. Un conocimiento guardado, por nuestra prodigiosa biología, en la amígdala, y que ha llegado hasta nuestros modernos cerebros enriquecido por la sabiduría de miles y miles de generaciones anteriores.

La nueva coyuntura del 2020 y sus continuos retos han propiciado que volvamos a echar mano de este pequeño órgano almendrado que atesora el testimonio de los que fueron. Nos despierta, nos alerta y nos prepara para conquistar este nuevo tiempo.

No obstante, esto sólo es el calentamiento necesario para afrontar la carrera. Estudiar, observar, medir, inventar, ensayar, comprobar, en definitiva, CONOCER, es lo único que nos hará cruzar con grandeza la línea de meta.

En todos los campos, facetas, dimensiones, vertientes. Siempre el conocimiento es el que nos sacará del atolladero.

Nuestra profesión no escapa a esta realidad y, aunque los mimbres sean otros, tenemos el conocimiento, las herramientas y la creatividad para seguir trenzándolos.

El viñedo, el proceso, el marketing, las tendencias, todo cuenta. Pero el ingrediente que hará realmente único a tu vino está en ti, en tu talento, tu juicio y tu sabiduría. Tú eres el terroir.

Con este motivo os presentamos SAPIENTIA 2020, un homenaje a las personas que trabajan en el proceso de creación de un vino.  Sin la suma del ingenio e inteligencia de los creadores y creadoras de vino, nuestro sector no sería el mismo.

Soñando con una enología transversal.

Responder